NUESTRA HISTORIA DE AMOR

La decisión de gastar nuestras energías y fuerza en lo que sentimos es el destino de nuestras vidas nos da una tremenda paz y una infinita alegría como familia. Ver vidas y comunidades transformadas es el latido de nuestros corazones desde que nos encontramos en un pequeño pueblo de África y mucho más ahora en el corazón de Sudamérica.

Te invitamos a conocer la historia de dos personas que en búsqueda de redención encuentran transformación y propósito para sus vidas y futuro.

Esta es nuestra historia, acompáñanos:

NUESTRAS VIDAS ANTES DE ENCONTRARNOS

Cuando Diego estaba en lo que consideraba lo mejor de su vida. Trabajando en uno de los mejores colegios de Asunción, con auto, ahorros y todo lo que un joven deseaba para su edad, él se sentía vacío e insatisfecho. Una noche, mientras leía la historia del joven rico (Marcos 10:17-22) donde sintió el llamado que cambiaria su vida: «Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; entonces vienes y me sigues». Después de una larga pelea con el Señor, él se rindió y fue y renunciando a un futuro prometedor, regalando sus posesiones empezó a explorar que pasaria ahora con su vida.

 

Luego de orar y enviar muchos email (No existían las Redes Sociales) a muchas organizaciones le responden que en África había un lugar donde él podría servir y aprender de Dios. Para hacer la historia corta Diego fue a África para cambiarla, pero África terminó cambiándolo a él y lo que comenzó como una aventura de unos meses, se convirtió en una forma de vida que lo llevó a recorrer muchas naciones de ese continente por casi cuatro años.

Tamara siempre fue una joven que amaba trabajar en su profesión y buscaba el destino de su vida.  Durante varios años estuvo envuelta en relaciones tóxicas que la llevaron a la depresión y a no encontrar el propósito para su ser.

 

En esa búsqueda fue invitada a una reunión que cambiaria su presente y la proyectaría a un futuro ligado al servicio y transformación de mujeres. Ella describe esos tiempos como de sed espiritual y asegura: Cristo cambió todo en mi. ya no lucho con lo pensamientos destructivos sino con las promesas que Dios tiene para mi y ahora deseo hablar de estas buenas noticias con otros.

 

Cuando en una reunión escuché que podia hacer un curso de Discipulado y Misiones no lo pensé dos veces y agarré mis ahora y dije esto es lo que yo necesito.

ENAMORAMIENTO A PRIMERA VISTA

Diego recuerda el primer día que vio a Tamara como el día que comenzó a creer en el amor a primera vista. “Fue como si todo se nublara y solo estaba ella”, lastima que tuve que orar muchísimo y luego de cinco meses me atreví (Antes que ella volviera a los Países Bajos) que estuviéramos en contacto y le regalé un ramo de flores. Desde ese día estuvimos en contacto por todos los medios posibles de ese tiempo (Viber, Messenger, email y cartas) que desarrollaron nuestra relación a larga distancia.

Pero había un sueño que Tamara tenia, el ser misionera en Jordania que hizo que Diego le animará a perseguir y que él estaría dispuesto a dar un paso al costado y dejar que Dios la llevará si era su voluntad. Luego de orar, ayunar y de ciertas circunstancia el proyecto de Medio Oriente se cerró y fue como una señal para que ellos continuaran la relación. Diego cuenta: Si amas a alguien, no la limitas. Al contrario la impulsas a conseguir sus sueños. Ellos se casaron en los Países Bajos luego de mas de un año de comenzar su relación y decidieron dar su vida en lo que consideraban era la misión de sus vidas: Transformar vidas y comunidades donde Dios los llevará.

SIRVIENDO JUNTOS

Diego y Tamara al inicio de su matrimonio se mudaron a Ciudad del Cabo donde siguieron sirviendo con OM como voluntarios entre refugiados y estudiantes Universitarios. En ese tiempo emprendieron diferentes proyectos que Dios bendijo hasta que la visa De Diego fue rechazada y la noticia de que debía salir del país los dejo consternados. ¿Qué deseaba el Señor? ¿Que peleemos por seguir? o es que Él tenia otros planes para nuestras vidas. Después de pedir consejo y ayunar entendieron que Dios les decía que tenia otros planes para la familia.

SUEÑOS CON PARAGUAY

Diego y Tamara al inicio de su matrimonio se mudaron a Ciudad del Cabo donde siguieron sirviendo con OM como voluntarios entre refugiados y estudiantes Universitarios. En ese tiempo emprendieron diferentes proyectos que Dios bendijo hasta que la visa De Diego fue rechazada y la noticia de que debía salir del país los dejo consternados. ¿Qué deseaba el Señor? ¿Que peleemos por seguir? o es que Él tenia otros planes para nuestras vidas.

Después de pedir consejo y ayunar entendieron que Dios les decía que tenia otros planes para la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *